¿El Talento nace o se hace?


en superior

Compartir esta noticia

Al ver este título te podrías imaginar que voy a hablar de las técnicas ocultas que han usado los pintores famosos para hacer sus obras de arte, pero lo que quiero compartirte va más allá de una orientación metodológica, te voy a hablar de las bases fundamentales a partir de las cuales podrás desarrollar todo tu potencial.

  • ¿Tengo talento?
  • ¿Puedo desarrollar el talento?
  • ¿Puedo llegar a pintar verdaderas obras de arte?

¿Un artista nace con talento o lo desarrolla con el tiempo?

“La metáfora del árbol” nos dice:

La semilla: Vocación, pasión por la pintura.

El agua que da vida: la Práctica.

Las raíces y los nutrientes del suelo: la Perseverancia.

Sin estas raíces no podrías tomar los nutrientes básicos que te harán crecer: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS (estudio de las teorías, técnicas e incluso historia del arte) y la CRÍTICA CONSTRUCTIVA, tanto propia como proveniente de otras personas, profesores y artistas.

Ahora la semilla se ha convertido en un gran árbol frondoso, con tres ramas principales, que deberá seguir expandiéndose cada día más a través de mucha práctica, esfuerzo y dedicación. Estas tres ramas son la OBSERVACIÓN, la CURIOSIDAD y la INSPIRACIÓN.

El artista no tiene manos prodigiosas, más que ello tiene una capacidad extraordinaria de ver y de poner lo visto en el papel, la arcilla o el lienzo. El artista ve formas, líneas, manchas de luz o sombra, relaciones entre las diferentes partes de algo, ubicación en el espacio, colores con diferentes saturaciones, matices y valores.

Profesorado de Artes Visuales. 1º año I.J.S..

Galeria de imágenes